Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 
Ejercicio Físico en niños, adolescentes y adultos con Cardiopátias Congénitas


Dr. Antonio Baños
Cardiólogo. Hosp Univ Niño Jesús

Los avances en el conocimiento, diagnóstico y tratamiento de las cardiopatías congénitas ha dado lugar, en estas últimas décadas, a una mejoría del estado físico de las personas con cardiopatías congénitas, lo que permite que puedan realizar una mayor cantidad e intensidad de actividad física que en el pasado, incluyendo la participación en actividades deportivas.

La actividad física puede ser básicamente de dos tipos:

  • Actividad física recreativa, cuyo objetivo es pasarlo bien (ocio puro) disfrutando del ejercicio, pero sin competir, sin tener que ganar. En este tipo de actividad sin competición, si se presentan signos de agotamiento, cansancio y disnea (dificultad al respirar por la dureza del ejercicio), que no son otra cosa que avisos corporales indicando que se está manteniendo el ejercicio por encima de las posibilidades cardiacas, la persona cesa el ejercicio y descansa, porque no necesita ganar.

  • Actividad deportiva o de competición, cuyo objetivo es pasarlo bien pero competiendo, deseando y luchando para ganar. En la competición los signos de agotamiento, cansancio y disnea (dificultad al respirar por la dureza del ejercicio) no son atendidos adecuadamente, y el sujeto desoye los avisos del organismo manteniendo peligrosamente el mismo nivel de esfuerzo para poder ganar, para lograr la victoria final.

El establecimiento de normas para regular la participación de niños y adultos con cardiopatía congénita en actividades físicas, aunque inicialmente difícil, se ha hecho necesaria para así responder a las necesidades de una población que, aunque tenga cardiopatía, quiere y desea practicar ejercicio físico, bien a nivel recreativo o en de portes de competición. Los padres de los niños, los adolescentes y los adultos con cardiopatías congénitas, necesitan saber qué tipo de actividad recreativa o deportes pueden hacer dentro de unos márgenes de seguridad fiables, de acuerdo a la cardiopatía que tienen o tuvieron, en el caso de los que fueron ya operados.

Es una pregunta de difícil respuesta debido a las dificultades para cuantificar el esfuerzo del corazón durante el ejercicio, lo cual dependerá por un lado del tipo de deporte o actividad recreativa, y por otro de la cardiopatía congénita de que se trate. Resulta igualmente complicado calcular las demandas metabólicas de las distintas actividades físicas o deportivas, ya que la sobrecarga impuesta al corazón es diferente para cada deporte, e igualmente ésta será diferente según el grado de entrenamiento físico del sujeto. También juega un papel relevante no solo la cardiopatía en sí, sino también la gravedad de la misma.

Pero aunque la respuesta no sea fácil, debemos dar una respuesta lo más acertada posible, aunque nunca totalmente segura (No podemos dar garantía total y absoluta que tal o cual actividad sea totalmente segura para un determinado individuo). Para ello debemos enfocar tres puntos sucesivos, para finalmente poder proporcionar una recomendación adecuada:

  1. Valoración completa de la situación cardiovascular

  2. Clasificación de los deportes y actividades recreativas en niveles de dificultad

  3. Clasificación de las cardiopatías congénitas en base a su repercusión clínica

  4. Resumen de recomendaciones

 

[ Volver Volver]
 
Copyright © 2014 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas