Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 
Genética de las cardiopatías congénitas y Cardiología Fetal. Diagnóstico Fetal de las CC
¿Qué hacer al conocer el diagnóstico?


Revisiones periódicas:  

El corazón del feto debe ser evaluado periódicamente durante el embarazo por el cardiólogo pediatra, pues es una estructura en crecimiento. La mayoría de las cardiopatías fetales tiene una buena o aceptable solución postnatal, con niños totalmente normales aunque con un problema cardiaco a resolver, niños que pueden llevar una vida normal en duración y calidad.
 

Actitud ante el parto

En la inmensa mayoría de los casos, un feto con cardiopatía no requiere una especial planificación del parto. Puesto que el feto cardiópata se encuentra compensado debido a las peculiaridades ya expuestas de la hemodinámica fetal, la mayoría de los fetos portadores de CC pueden nacer de parto vaginal a su debido tiempo. En general, les beneficiará nacer a término y con buen peso. 

Sólo está indicada la cesárea urgente en caso de fetos hemodinámicamente descompensados. Es el caso del bloqueo AV completo, las taquicardias fetales sostenidas con afectación hemodinámica y el hidrops fetal. En ambos casos, las alteraciones estructurales del corazón, si existen, no agravan el problema.
 

¿Parto en centro especializado? 

La mayoría de las madres con fetos cardiópatas pueden dar a luz en cualquier maternidad, siempre que ésta disponga de un equipamiento básico: Pediatra en presencia física 24 horas, personal de enfermería y auxiliar entrenado y unidades pediátricas de cuidados medios (incubadoras, bombas de infusión, monitores de frecuencia cardiaca y saturación de oxígeno, TA no invasiva, respiradores, posibilidad de implantar un catéter intravenoso y/o centrales y capacidad de manejo de medicación cardiológica como las prostaglandinas, indometacina y las drogas vasoactivas). La mayoría de las cardiopatías diagnosticadas intraútero pueden ser atendidas al nacer en estas unidades, ya que habitualmente ni requieren medicación durante los primeros días de vida del niño o bien, si las requieren, estas son sencillas de manejar. Tal es el caso de la CIA, CIV, DVPAP, etc. 

Sólo algunas cardiopatías deben ser dadas a luz en un centro especializados en los que exista UVI pediátrica, servicio de Hemodinamia y Cirugía Cardiaca Infantil. Es el caso de cardiopatías como la HVI, la TGA, el DVPAT, el Fallot, toda patología ductus dependiente y el BAV completo. En estos casos puede ser necesario, además de la medicación cardiológica específica, realizar urgentemente una actuación hemodinámica intervencionista o una cirugía. 
 

Intervencionismo fetal:

Se está iniciando la intervención directa con catéteres en el feto en ciertas cardiopatías con el objetivo de modificar la evolución de la cardiopatía, disminuyendo su gravedad. (Ver sección “Cardiopatía fetal. Intervencionismo invasivo” en esta web). 
 

IVE:

En España es legal la interrupción voluntaria del embarazo por cardiopatía fetal grave hasta la semana 22 de embarazo. Si esta es la decisión de los padres, la embarazada debe ponerse en contacto con su obstetra.

 
Copyright © 2014 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas