Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 

Marcapaso Auricular (AAI)

Se usa principalmente para la enfermedad del nodo sinusal con predominio de la bradicardia o ritmo lento. Se entiende que el resto del sistema de conducción es normal. El electrodo contacta con la pared de la aurícula derecha, detecta si hay o no latido auricular propio y si no lo hay en la frecuencia deseada, envía un estímulo eléctrico del generador a la aurícula que se contrae. Este estímulo alcanza el nodo auriculoventricular que lo trasmite a los ventrículos. Como ejemplo en un adolescente de 16 años con enfermedad del nodo sinusal y ritmo lento puede dar origen a un ritmo sinusal de 40 latidos/minuto y un ritmo de marcapaso auricular (AAI) de 70 latidos/minuto que se trasmite a los ventrículos que mantienen un ritmo a 70 latidos/minuto (V). 

 

Marcapaso Ventricular (VVI)

Se usa principalmente para el bloqueo auriculoventricular completo y bradicardia en aquellos casos en los que no sea posible implantar los marcapasos VDD ni DDD por algún motivo como el escaso peso en niños de pocos meses o días de edad ya que el generador y el electrodo del VVI suele ser más pequeños que los generadores y electrodos de los VDD y DDD. El electrodo contacta con la pared del ventrículo derecho, detecta si hay o no latido ventricular propio y si no lo hay envía un estímulo eléctrico del generador al ventrículo que se contrae totalmente independiente de la contracción auricular que se realiza normalmente por estímulo del nodo sinusal. Con el marcapaso VVI no hay sincronización entre la contracción auricular y ventricular de forma que en ocasiones la contracción de las aurículas empujando la sangre hacia los ventrículos coincide con la contracción simultanea ventricular, rechazando los ventrículos la sangre auricular, produciéndose una contracción global cardiaca menos eficaz. Como ejemplo en un adolescente de 16 años con bloqueo av y marcapaso VVI, puede dar lugar a un ritmo sinusal y auricular (A) normal a 70 latidos/minuto seguido de la contracción auricular, un ritmo del nodo auriculoventricular de 40 latidos/minuto y a un ritmo de marcapaso ventricular (VVI) de 70 latidos/minuto pero no sincrónico con el latido auricular.

 
Copyright © 2014 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas